Conocer

Leafy mom

En el 2020 nació mi hija Ona y mi vida cambió

Cuando menos te lo esperas, la vida te puede sorprender andando por un camino en el que no te imaginabas. Es el caso de Leafy mom no era una bifurcación, digamos que era un camino paralelo.

Y llego de manera inesperada

En el 2017 inicie un proyecto junto a mi pareja que sigue en pie; siempre atraídos por la nobleza de un material como la madera dentro de nuestros ámbitos profesionales, comenzamos a estar en contacto con ella, trabajándola con nuestras propias manos de manera autodidacta y nos dimos cuenta de que nos encantaba. Luego de varios años experimentando, hoy día nos dedicamos a diseñar y fabricar mobiliario de madera sostenible, nuestro objetivo en Likenwood más allá de hacer el mobiliario es fabricar emociones.

Fue a partir de tener a nuestra  hija Ona en el 2020 cuando empecé a notar que se acercaba este otro camino. En el proceso de introspección, de nido…de amor puro. Allí en ese lugar, surgió el deseo de diseñar y fabricar para ella y  poder compartir este sentimiento materializado en objetos con mamás y papás que como nosotros, buscan dar lo mejor de sí para ver a sus peques crecer en un ambiente sano y lleno de amor.

Es un espacio de creación, autoconocimiento y exploración. De sinergias y conexión

Ha sido un proceso de maduración, y un año después por fin me decidí a crear este proyecto, con la ayuda siempre de mi pareja, el apoyo incondicional de muchas amigas y amigos y lo más sorprendente y fantástico de un nuevo circulo de amistades que se abría.

 Leafy Mom y Liken Wood son dos caminos, dos caminos paralelos que se van entrecruzando, saludando, ayudando y separando. Se aportan y nutren. Y sobre todo siguen la misma filosofía:

 

Filosofia

 

Aplicamos una filosofía nueva y evolutiva, uniendo artesanía con diseño.

Aunamos el respeto infinito por la madera con una exploración constante de su capacidad y potencial. Eso nos hace contemporáneos a la vez que atemporales, creando piezas pensadas para durar, concibiendo el diseño como un valor implícito en todo lo que hacemos.

Apoyamos con pasión lo que nos da la vida.

Porque somos parte del medio ambiente, nos consideramos activistas de la naturaleza. Es nuestra constante fuente de inspiración y estar plenamente conectados a ella es lo que nos permite crear lo que llamamos mobiliario con alma. Cada pieza que producimos será una semilla que propagará este respeto y conexión con lo que es importante.

Desperdicio cero no es una utopía, es nuestra realidad

La economía circular es para nosotros un principio básico en nuestra manera de fabricar.
Nuestra madera es principalmente, de proximidad y certificada (PEFC y FSC) y cuidamos minuciosamente nuestros procesos para convertir los residuos más grandes en accesorios, otros en leña o biomasa y, finalmente, los residuos resultantes de procesos como el lijado se envían a plantas de reciclaje o un huerto hurbano vecino. Además, nuestras colas están libres de formaldehidos; el aceite de linaza y los tintes y barnices utilizados son 0% VOC y el papel y cartón de los embalajes provienen  de materia reciclada.

Como buenos hijos del bosque, tenemos nuestra Madriguera.

No concebimos vivir sin ella. Es nuestro refugio para estar en simbiosis – como el liquen en la propia naturaleza – con la gran familia que forman todos los que viven, trabajan y colaboran con nosotros. A través de talleres, investigaciones sobre materiales, presentaciones de productos, etc., potenciaremos nuestro ecosistema para que nosotros – y nuestra comunidad – podamos crecer y evolucionar constantemente.